Saltar al contenido

Analizamos The Elder Scrolls Legends [Podcast #27]

Ah, Elder Scrolls… cada vez que juego algo de Elder Scrolls, me tiene atrapado en sus garras durante horas y días. No sé cuántas veces habré jugado Oblivion y la vez que jugué recientemente Skyrim, me perdí en sus rincones una y otra vez.

En el caso de Legends, me prometí moderarme, porque además se trata de un Trading Card Game (TCG), otra de mis grandes debilidades gamer.

Ya verán en el programa, pero con Dave estábamos de acuerdo en una cosa en particular: analizar un TCG es una tarea bastante complicada, teniendo en cuenta tres cosas:

  • La complejidad detrás de un juego de cartas.
  • La abundante cantidad de sistemas y modos de juego propio de un TCG digital y online.
  • La existencia de monstruos en la industria como Magic y Hearthstone.

De hecho, tal y como nos esperábamos, lamentablemente Elder Scrolls Legends tiene muchos elementos característicos de esos dos juegos. No por eso es malo, y de hecho tiene algunas mecánicas propias bastante interesantes que le dan su personalidad.

Yo no puedo decir que me aburrí jugandolo; de hecho la pasé re bien y creo que está bastante bien hecho. Es una lástima que ya no le den más soporte.

¡Vengan los comentarios!